Facebook Twitter Google +1     Admin

DEBATES TRASCENDENTES. Hoy: "El soldado Ryan y el "error" con el Nazi de la tumba, el del cuchillo y el del final de la película..."

20130209074112-upham1.jpg

Pocas veces he tenido que dar mi brazo a torcer. No por orgullo infantil, sino por falta de argumentos elaborados de las demás partes. Esta ha sido una de las pocas y sin duda la más inaudita que recuerdo. Ejemplo palpable de que cuando me equivoco y me lo demuestran, lo reconozco sin sonrojarme... Aunque eso signifique que, al no tener razón se me caiga un mito, restando epicidad a una oscarizada pelicula... Tanto es así, que muchos que opinan igual que yo, prefieren seguir conservando su recuerdo original y mandar al carajo cualquier explicación de terceros que pretendan jorobárselo...

By Metaltxuan



Los tiempos en los que las peliculas impactaban pasaron a la história. Esos golpes de genio que se sacaban de la manga los grandes directores para provocar conmoción en el espectador, para permanecer en la memoria con fuerza. Eso pasó de moda.

De entre todos ellos la "hijoputez" ha sido de los recursos más poderosos. Hay con alguno que me encantaría pegarle un buen guantazo a su responsable por lo cabrón de su visionado y el mal rato, horas e incluso dias que he pasado recordándolo y resintiendome de la gastritis. Nada mejor que algo cafre para despertar emociones, ¿eh, chavales?.

En la mayoria de los casos me pongo de tan mala hostia cuando los veo, que no le encuentro justificación salvo la de que sus directores crean que cuanto más dramón, más posibilidades hay de conseguir una estatuilla de la academia ( que se lo digan a Clint Eastwood y sus crios enculados por pederastas o sus accientadas deportistas tetraplégicas que tratan de suicidarse tragandose lenguas). Todo vale siempre que al final la gente escandalizada, te aplauda por ello. Y lo hacen, como no, y te premian, faltaría más... conmigo eso no cuela.

Conmigo, al revés: No solo tienes que darme algo más que eso para convencerme de que tu pelicula es buen cine, además, tienes que usar el doble de tu talento para justificar tus escenas de mala leche y hacer que el conjunto sea tan impactante que argumenten su presencia.

Y Spielberg lo hizo. Porque en una película de guerra, las cafradas están justificadas por defecto y porque, encima, "Salvar al soldado Ryan" es un peliculón de los de antes, repletito de momentos a recordar. Una sucesión de genio desde el primer fotograma a los créditos finales. Cuando los grandes no se reservaban nada porque tenian de sobra -¡Sigh!-. Una obra maestra.

Bien, de entre todo ese ramillete de momentos, hay uno en concreto que como historia palalela dentro del filme merecia una revisión aparte, ya que  hasta que me abofetearon el error, cual enjuage facial mañanero, pensé que habia asistido un pulso de fuerza de Steven con una capacidad de impacto pocas veces vista.Y no...

Al grano. Todos sospechabamos -porque hemos visto cine de sobra- que cuando hacen prisionero a un nazi los protas, y le obligan a cavar su propia tumba para que se arrepienta en la otra vida de haber sido tan cabrón, mientras él se desvive por hacerles la pelota, lloriquear, poner cara de lástima y apelar a un ínfimo resquicio de humanidad de los aliados para salvar su miserable trasero, algo iba a pasar e iba a salvar el cuello, esperanzados los "buenos" de que abandonase las armas, se hiciera pacifista en su casa y abriese una tienda de Frankfurters...

 El encargado de hacer de abogado del diablo es el Cabo Upham (Jeremy Davies, cuyo parecido razonable hace poco añadí en la sección pertinente)...
El "pollo pacifista" apela al buenismo frente a la deshumanización de la guerra y el resto se ablanda y deja salir por patas al aleman... Empatia con los protas, esta gente mata pero tiene conciencia, majos ellos. Spielberg en su salsa... bien, de acuerdo. Podria pasar, vale...

Pero ¡ay!, que no las tienes todas contigo. Porque sabes que a los desertores alemanes les esperaba una suerte similar si volvian a casa, con un simple "me lo he pensado mejor" como excusa. No podia ser tán facil.

Entonces ocurre: a mitad de pelicula, aparece de nuevo el puto alemán y se enzarza en una pelea con el soldado Mellish, mientras el puto Cabo Upham, aparece también en escena, para aportar la ración de inutilidad pertinente.

Acojonado, sin atreverse a ayudar a su colega, mientras tú acumulas indignación por su necedad, unido a ver esperanzado como el americano, durante un instante fugaz parece ganar, y lo sumas a la traca final de derrumbarte cuando el puto nazi consigue finalmente clavarle lentamente un cuchillo, para asistir impotente a la muerte del americano, poco a poco, mientras el otro, le insta a callar como si se tratara de una madre acunando a un retoño... ¿Y el puto Upham, que hacia?: Sin atreverse a subir las escaleras que hubieran supuesto salvar la vida a su amigo, paralizado y con todo dios crispado en casa juntando las manos emulando, cual sombra de rumano con colmillos, a apretarle el gaznate y liberar al mundo de un negado, que ya hay de sobra...

 El alemán abandona entonces la habitación despues de matar al tipo y se cruza con Upham en la escalera, ambos se miran y el alemán pasa de largo sin hacerle nada EVIDENTEMENTE -piensas- porque reconoce a quien le salvó anteriormente y le deja vivir en un "lo comido por lo servido", compadre... Gran escena...

Puto Spielberg. ¡Que cabrón!, menudo genio: No solo une las dos encenas creando un mini evento dentro de la propia película, sino que lo hace de forma contundente, desesperando al espectador, haciendole apretar los dientes deseando unir su fuerza a la del yankie para ayudar a empujar el cuchillo lejos de su pecho, mientras grita al otro papanatas que suba las escaleras y ejecute de un tiro al jodido traidor que se aprovechó de su buena fé y en vez de abandonar la guerra, volvió luego a matar a uno de sus compañeros... Muy bueno, en serio. Me quedé perplejo en su momento y me sigue persiguiendo el recuerdo de lo mal que consiguió que lo pasara...

Finalmente llega el momento cumbre de reaccionar: final de la pelicula. Esto no podia quedar así. El tontolaba del Cabo Upham se encuentra, providentemente, con el nazi (La guerra es un pañuelo ¿eh?), esta vez sin atenazamiento ni hostias, sin piedad y tras ver que ahora tiene los cojones de comandar a todo un batallón contra sus colegas, le llama por su nombre bien alto (¡y que se oiga en el infierno!), y le pega un tiro a bocajarro solo faltándole decir "¡Esto es por Mellish, motherfucker!"... que tu piensas: "Un poco tarde, cabrón moñas", pero bueno, bien... Final redondo para ese mini evento... Spielberg ha cumplido... la justicia poética típica del cine americano prevalece... más vale tarde que nunca...


Y tú satisfecho, porque guardas un buen recuerdo general de esa pelicula y de esa sucesión de eventos concretos marcados a fuego en la memoria, hasta que alguien con un temple aplastante, te suelta un buen día:

- "Metaltxuan" el nazi del cuchillo y el de la tumba son dos tios distintos sin ninguna relación entre ellos...

Y tú te ries, y escondes la mandibula para mirar condescendiente con tus cejas de parapeto al arrogante incauto que parece asegurar algo similar a que Son Goku evitó el fin del mundo Maya:

-¿Entonces, porque le deja vivir al otro tolai cuando se cruza con él en las escaleras? ¿eh?, ¿EH?.

Y la respuesta llega con una simpleza pasmosa y te golpea en la cara como un guate de duelo...

-"Hombre, pues porque también hay alemanes buenos y si no ven amenaza... no matan"...
 
Ojiplático, te quedas, oiga, y balbuceando como un necio sin acertar a destrabar el ceño...

¡Pero, calla!, que trás un debate igualado por un número de gente a favor mio y otro similar en contra, se me envia una página web que reza "Uno de los errores más comunes en esta pelicula es creer que el primer nazi, al que el Cabo Upham salva de la muerte, es el mismo que luego mata a un protagonista con un cuchillo, cuando son dos personajes completamente distintos, siendo el de la tumba y el del final de la pelicula el mismo, pero sin relación con el otro de la secuencia de las escaleras"...

Y tú flipando, porque ves dos fotos de actores distintos y no dás crédito, sospechando que se trata de una broma perpetrada por tu colega de curro para vacilarte... Pero no, macho, hasta nueva orden esa era -rascaté los cojones- la intención de Spielberg desde el principio, decisión ¿respetable? pero que mina su propia obra de forma absolutamente lamentable...

Sí, lo hace. Porque si ya vas a hacer que el otro cabrón vuelva tras haberle concedido el indulto a matar a quienes han creido en sus mentiras, ¿no es mejor vincularlo, de la forma que dás a entender cuando haces aparecer al puto Upham también en la escena del cuchillo, en vez de simplemente meter a un puto nazi anonimo a perpetrar la escena más desgarradora del film?... ¿Que puta mierda es esta?... Ahora también me vais a contar que el ladrón al que deja libre Spiderman, que luego mata a su tio y le infunde por tanto la responsabilidad de usar sus poderes para hacer el bien es otro tio distinto y que no tienen nada que ver entre ellos?, sí ¿verdad?... Pues eso sencillamente: una puta mierda...

Los hay que a dia de hoy, les da igual que sean dos actores distintos. Otros que no dán importancia a que el uniforme de uno tenga el simbolo de las SS y el otro no, los hay que afirman que TODO durante la pelicula dá lugar a pensar como yo lo veo y que no hay duda de que así es, en efecto, y los hay que no pueden entender como desde el principio no nos damos cuenta de que no tienen nada que ver el uno con el otro y que si se parecen en algo es porque ambos van rapados y son rubios "German style"... lo que sea...

Yo prefiero quedarme con mi recuerdo inicial, aún reconociendo la razón de mis "rivales", porque me duele más como ha quedado, trás saber la verdad, esa obra maestra intachable,que reconocer que me he equivocado y que ahora, encima, me obliga a  tener en mi colección de collejas el nombre del rey midas de Hollywood... esto no caduca, Steve... ándate con ojo: como te la junte con la última que te debo por Indiana... Te pueden entrar ganas de pensartelo mejor antes de volver a cagarla... todos ganariamos con el cambio...

Metaltxuan

09/02/2013 03:17 elrincondelmito #. OPINIÓN

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Iker

Te has colado xD el de las escaleras y el prisionero aleman no son el mismo. El de las escaleras se ve claro que no reconoce a Upham, no le mata porque Upham retira el dedo del gatillo, por no hablar de que el tio lleva las runas de las SS. El prisionero aparece mas tarde y lleva en el cuello las insignias de la Werhmacht al igual que en la estacion de radio donde lo capturan. Upham se lo cepilla porque ve como mata a un paraca que pasa corriendo y despues abate a Miller, y claro le cabrea.Compara las caras porque no son el mismo actor, es muy frecuente ese error pero si te fijas bien se ve. espero haberlo aclarado bien ;)

Fecha: 12/09/2013 20:44.


Autor: Metaltxuan

Compañero, Iker. Aclarado lo dejo ya en el articulo y como dices equivocado estaba, correcto... Lo que no cambia que siga pensando (yo y muchisima gente) que sin ser el mismo personaje se pierde una grandisima oportunidad de crear un mini evento paralelo aprovechando que aparece el mismo personaje en las tres ocasiones y que de esta forma se aumenta la tensión durante la escena del cuchillo pensando que el responsable directo de que ese aleman este ahi de nuevo es el cabo Upham y que, encima, no hace nada por ayudar a su amigo durante la escena... No es asi , de acuerdo, pero para mi la pelicula en ese punto pierde puntos de forma evidente, con respecto a lo que da a entender con la confusión... Hay quien le gusta así... a mi me parece una cagada...

Fecha: 13/09/2013 21:13.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris