Facebook Twitter Google +1     Admin

DEBATES TRASCENDENTES. Hoy: "Los dos finales de Oldboy (la buena) y las dudas que surgen a partir de ellos..."

20140219202655-oldboy.jpg

“Una de las cualidades más reseñables de la Oldboy original es la capacidad de descubrirnos cosas nuevas cada vez que la volvemos a visionar… una de las que más me ha sorprendido es la de que el final no haya sido para muchos, el mismo que fue para mi y que debido a ello, pueda cambiar radicalmente todo lo que pensaba hasta ahora…”

 By Metaltxuan

Y sentí un repentino escalofrió de pánico por la duda, ya que en la anterior entrega de Debates trascendentes, tuve que claudicar cuando me quitaron la razón porque, tristemente, la tenían otros…

Aportaron pruebas que eliminaron del todo- y eso es jodido- mi capacidad de seguir debatiendo y, algo mucho más grave, me hicieron aceptar que la decisión original del director boicoteaba una de las escenas más míticas de la historia del cine moderno para convertir algo desgarradoramente épico, en una chorrada sin trascendencia…

¿Pasaría lo mismo con Oldboy?... ¿Mi percepción de los acontecimientos podría haber estado tan cegada por el criterio de lo que debería quedar bien en un final redondo, que habría pasado por encima de lo que los guionistas tenían en mente?,

No en vano, hay montones de detalles que, como digo, se escapan de la atención primeriza del espectador de la obra de Chan¿Sería también el final perfecto de Oldboy, una cagada?

Y en mi búsqueda de la “verdad” me topé con la aclaración de que era un final abierto y que, por ello, daba pie a dos versiones completamente antagónicas: una, en mi opinión, perfecta y otra que, aun pareciéndome al principio una soberana parida, he acabado viéndola como probable y válida…

A saber, versión “Metaltxuan”:

En la parte final, cuando se descubre todo el meollo y el protagonista tiene que aceptar que debido a la hipnosis se ha enamorado de su propia hija y ha mantenido relaciones sexuales con ella, la magistral y desesperada idea que se le ocurre es la de escribir a la misma responsable de haberle confundido la mente para rogarle que vuelva a hacer lo mismo a la inversa, para no seguir sufriendo

Se trata de una cafrada moral supina, porque al olvidar lo que ha hecho da lugar a lo que ocurre finalmente: que al no tener recuerdos de que se trata de su hija, sigue con ella como una pareja de enamorados corriente, cuando en realidad son padre e hija... la felicidad de la ignorancia hecha arte, y, como no me canso de repetir, la razón por la que siempre mantuve que ningún americano se atrevería a rodar algo así… y no me equivoque, como se puede leer en el análisis de la “obra” de Spike Lee: no ha habido cojones

En realidad es una retorcida chulada porque es algo inconcebible, pero al mismo tiempo la única solución posible a tirarte por la ventana...

La chavala estaba enamorada locamente del protagonista y él de ella, y perdiendo todo resquicio de prueba de parentesco podrían vivir felices ambos… De la otra forma uno de ellos, mínimo, se cortaría las venas y la otra parte sufriría un tormento en vida insoportable…

Ahí vamos, pues: El hombre, desolado, apela a la conciencia de la tía que le lavó el cerebro por encargo del malo de la peli, le dice que no era responsable consciente de las consecuencias de sus actos y que, aún sabiendo que es imperdonable lo que le hizo al antagonista y que reconoce ser, por ello, un monstruo auténtico… ¿No tiene también un monstruo a derecho a vivir?… se la juega… y le sale ¿bien?

Precioso. Perturbador y de decencia de baja ralea quizá, pero aún así, me pareció una de las escenas más emotivas que he contemplado en una pantalla de cine (sí, puto subnormal, los hay que la defendemos y que pagamos en su momento por verla en una butaca de cine con palomitas… sabes bien quien eres, payaso…) y un cambio radical en algo que se antojaba irremediable: porque hay quien dice que el tipo lo hace para seguir follandose a su hija sin remordimientos, pero la elegancia de la película no lo asevera y quizá el tipo solo pidió olvidarse de lo que habia hecho sin darse cuenta de que sin ese recuerdo su relación con la chiquilla continuaria sin duda… ¿Esta claro?: sí... pero no del todo...

Entonces ocurre, la tipa dice que le ha conmovido su lamento y que al mirarse en un espejo se dividirá en dos personas, la parte mala, la consciente de su condición de padre, se alejará de la inocente y morirá, permitiendo a la buena vivir en paz consigo mismo ignorando la gravedad de sus actos…

El tipo contempla a la parte mala alejarse y cuando vuelve a ver a su hija, la abraza y sonríe

Bien… mejor que bien: perfecto… ¿No?

O eso pensé, porque resulta que aquí está la versión de mucha gente:

Estos defienden que en realidad la que se ha alejado realmente es la parte buena del tipo y que la malvada es la que, al abrazar a la cría, es consciente de que es su hija y aún así, vivirá consciente de ese hecho el resto de su vida…

Y me pareció una chorrada, porque de esa forma la petición a la hipnotizadora sería inútil si el tipo al final va a recordar de todas formas lo que ha hecho, pero más tarde me dió por reflexionar: no es una absoluta estupidez…  precisamente por la forma en la que sonríe…

No sonríe como el payaso de la peli de Spike Lee porque si, sino de una manera especial: la misma sonrisa forzada que se obliga a adoptar para no volverse loco durante su cautiverio…

Y ahí está la clave: en la recordada frase “Ríe y el mundo reirá contigo, llora y llorarás solo…”  el protagonista parece aceptar que, o se une a la locura y se hace su cómplice o el cautiverio se hará insoportable y adopta la expresión del tipo que aparece en el grabado donde se puede leer la cita… parece lógico pensar que en ese momento comienza a gestarse su monstruo interno...

 Es decir, que la forma que ha encontrado el protagonista de esconder el dolor y hacer frente a la locura es la de dejarse llevar por ella, y eso es lo que puede dar pie a pensar que al final hay un término medio capaz de ser adoptado por él, entre saber que se ha follado a su hija o no saberlo: la de saberlo y conseguir que no le importe… aceptar la locura de sus actos y sobrevivir… como hizo cuando paso 15 años encerrado…

Al fin y al cabo, recordemos, la hipnotizadora le advierte de que el experimento podría salir mal y que su mente podria quedar dañada… Ya tenemos excusa perfecta para la libertad de que cualquiera de los dos casos sea posible….

 Doloroso y dramático en uno de los casos, moralmente discutible pero liberador en el otro, y sujeto a apasionados debates posteriores precisamente porque no sabemos lo que pone en la carta remitida a la hipnoptizadora: Quizá en ella, la parte buena de Oh dae-su al escribirla solo pedia olvidarse de lo que le habia hecho a su hija, y la parte mala esperaba seguir con ella, por continuar enamorado, y por tanto sale ganadora al final y de ahí su sonrisa...

¿Habiais pensado en una alternativa como esta antes?... yo tampoco...

La diferencia entre saber que existe gente que tiene una opinión distinta a la mía, en este caso, no solo no ha estropeado una de mis películas favoritas de todos los tiempos sino que, por el contrario, ha aportado, con un detalle de guión desconocido, una línea de refuerzo más en mi convicción de que se trata de una obra de arte irrepetible… una genialidad sin parangón, independientemente de con que versión prefiera quedarse cada uno y de lo que opinen quienes tienen la poca vergüenza de criticarla…

Pobres diablos ignorantes…

Metaltxuan

 

19/02/2014 20:23 elrincondelmito #. OPINIÓN

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris