Facebook Twitter Google +1     Admin

DEATH NOTE 9,1(EXCELENTE)

20070702200828-death-note.jpg“Un nuevo y brutal ejemplo de la inconcebible capacidad japonesa para crear historias nos llega en forma de thriller policiaco con matices sobrenaturales. En él seremos testigos de la colisión de dos mentes privilegiadas en un ejercicio de inteligente narrativa y estética intachable... ¿De que parte estarás tu?”

"Como Dios..."

by Metalchuan


Podría empezar de nuevo un análisis elogiando la inventiva de algún autor en concreto, deshaciéndome en elogios hacia la imaginación de gente que hace posible argumentos como el que nos ocupa o repitiéndome cual fabada indigesta, con los ojos a punto del sincero llanto de agradecimiento para quienes hacen posibles cosas como Death note, en serio...

Se hacia referencia en el foro de esta página a que ya no hay ideas en el cine actual, y aquí el menda, mientras asentía ante tamaña afirmación, señalaba al tiempo,que aún con eso asumido lo verdaderamente preocupante es que ni siquiera con lo que ya esta visto y saben que funciona nos consigue atrapar como lo hacían antes...

La cara de memo que se te queda al salir de una sala de cine hoy en día, salvo que utilices la oscuridad para otros fines (en pareja, mal pensados), es proporcional al crecimiento de la justificación de que igual esta ya todo inventado. Es posible que ya no se pueda ingeniar nada ocurrente y que lo poco que producen los “negros” del guión cinematográfico se desertize cual huerto gaditano en agosto; además de tener a incompetentes detrás para recrear sin oficio ni gusto las historias en pantalla...

Debe de ser que estos americanos son muy suyos y el daño que les creó la llegada a occidente del talento nipón arremetiendo contra la hegemonía de los Marvel/Dc les impide pedir sopitas para comprar un par de ideas buenas, para nuestra desgracia... (en España ni te cuento...) Bueno, se escuchan rumores de una adaptación al cine de “Monster”, de la que ya hablaremos ( la de las lesbos no, la del manga...), pero hoy, por hoy la cosa esta jodida...

El caso – que me liáis- es que no esta todo inventado, ni de lejos...

Yo diría más...¡Ni de lejos!

Death note, nos cuenta que existe un mundo donde los shinigamis (dioses de la muerte) se encargan de mandar el otro barrio a los humanos apuntando su nombre en un cuaderno maldito (pérfido-gañan) donde además pueden especificar la hora, la forma y un montón de chulísimas opciones más con las que matizar al desdichado el comienzo de su particular cría de malvas...

El caso es que uno de ellos, aburrido de la monotonía de su curro, decide lanzar el suyo al mundo humano (más majo...) y va a parar a manos de un estudiante que rápidamente decidirá hacer uso de su poder bajo un cuestionable criterio...


Dibujos:

Estando Madhouse detrás de este apartado se puede dormir tranquilo. Los chiquillos de esta empresa siempre dan el callo y últimamente les llueven los encargos como rosquillas. Incluso cuando el proyecto es nefasto y su guión apesta, su impresionante trabajo engalana la pantalla con sus sinuosos trazos y su imponente y agresiva estética sacando a flote -casi- cualquier cosa.

Sin duda situar a esta gente para plasmar los acontecimientos pausados y repletos de –avispadas- conversaciones que veremos aquí se merece un aplauso, porque ayuda con mucho a mantener nuestra atención inmersa en los fascinantes diseños de los personajes o en sus cuidados escenarios mientras se desarrolla la trama...

Calidad esta que permite un nivel muy notable durante el trascurso integro de la obra, sin achaques escandalosos, ni siquiera cuando se observan descuidos en alguna escena en concreto menos representativa. Pero merece la pena pasar por ello cuando las recompensas son del calibre que acostumbra esta gente...

Cuando este equipo quiere impresionar, lo hace: en el momento en que el dramatismo de la obra se dispare, la parte gráfica lo acompañará amplificándolo con trasformaciones en las formas y con multitud de imaginativos planos que muestran los rostros de los protagonistas desencajados o portando miradas inquisidoras que fulminan la escena con su realismo... La capacidad expresiva alcanza grados impensables con determinados momentos críticos donde se hace inevitable provocar una fuerte carga emocional, que en más de una ocasión nos hará arrugar la frente y entrecerrar los ojos con un efecto similar al que provocaría la espera de un choque fortuito representado aquí magistralmente en reveladoras conclusiones sobre la trama por parte de alguno de los personajes, que incluso frecuentemente darán la sensación de tener más relevancia de la real, gracias al magistral tratamiento estético que se le profesa...


Animación:

En las historias sin –casi- acción la animación es una marginada. Es un “algo” que solo nos hace disfrutar a quienes amamos el realismo humano en las formas de un dibujo que pretende tener vida. Es un hecho que casi siempre es el apartado donde más flaquea una buena obra y es raro conseguir un nivel aceptable continuo, mas que nada porque cuesta mucha pasta... En Death note se tiene la “suerte” de que el propio guión impide plasmar secuencias que requieras una fluidez excesiva y de esa forma, no da el cante en ningún momento reservando lo que se ahorran durante un 80% de la obra para sacudirnos guantazos inesperados en forma de enérgicos movimientos de cámara, magistrales efectos gráficos que remarcan las facciones de los protagonistas cuando se disponen a constatar un hecho destacado o gestos frenéticos hasta el borde de lo visualmente insospechado, cuando alguno de ellos requiera plasmar un acto de consecuencias trascendentes... Todo un repertorio maestro con el que enfatizar cualquier tipo de situación que se presente, alcanzando cuotas que harían palidecer al mejor cine de suspense e intriga en la búsqueda de frenetismo escénico.


Música:

Estupendo trabajo en openings y endings con temas muy movidos que en un principio se muestran con los acordes pop habituales a los que nos tienen acostumbrados los japos, pero que sorprendentemente en su etapa final se sustituyen por temas mas Thrash metaleros con toques Death (haciendo juego con el título de la obra) bastante interesantes y definitivamente mucho más trasgresores. El resto de melodías no alcanzan niveles reseñables, pero desde luego son de suficiente calidad como para no desentonar en exceso. La mayoría de las veces el hilo conductor de la obra al basarse en conversaciones sin demasiados aspavientos, requieren melodías que no desvíen la atención de la trama y por tanto serán meros acordes decorativos sin demasiado curro tras de si. Las escasas sorpresas que presenta este apartado las percibiremos cuando los giros de guión requieran una descarga extra de movilidad. Es entonces cuando el tono pausado se sustituye por melodías mucho más efectistas y entretenidas que no desentonarán tanto con el notable nivel técnico general que presenta la serie.


Argumento:

Demostrando con pulso certero la afirmación que puntualizaba al comienzo del análisis: ni todo estaba inventado ni estamos cerca de ver algo similar, por lo menos si hay gente con ojos rasgados de por medio. El argumento que presenta Death note es una delicia para las mentes despiertas y constituye de lejos su baza insignia a la hora de haber consumado su ascenso a los niveles más selectos dentro de la crítica de El Rincón Del Mito...

La excusa absurda de que un dios de la muerte deje por aburrimiento su poder de ajusticiar gente a un simple humano se disculpa rápidamente por el impresionante rango argumental que permite evocar después. En realidad este detalle de originalidad no es ni de lejos lo que hace de esta serie algo especial, pero si que consigue dos objetivos bien definidos:

Por un lado fomentar excesos imaginativos al obligarse el autor a no cometer fallos de guión cuando, al haber definido previamente las reglas que rigen el uso del cuaderno, cualquier espectador avispado, pueda encontrar defectos fáciles de interpretación en él y segundo y más importante: forzar hasta límites impensables la dificultad de quienes intenten acabar con los crímenes, al tener que lidiar en la investigación con métodos sobrenaturales...

Es en este segundo punto donde se centraliza el mayor grado de interés...

Yagami Light es el chaval que se topa de bruces con la capacidad de erradicar de la faz de la tierra a todo quisqui que le mire mal, con solo escribir su nombre en el cuaderno infernal. La gracia esta en que su objetivo es el de cepillarse a cuanto criminal aparezca en las noticias, persiguiendo así la erradicación del mal en el mundo...

Lo curioso de esto es que el “malo” se nos presenta como protagonista de la obra y como secundario de lujo al misterioso policía que intenta darle caza...

El recurso fácil de caer en la moralina de ver quien de los dos es el “bueno”: si alguien que mata criminales o quien trata de impedir muertes bajo libre albedrío, se limita enseguida cuando el propio argumento se encargue con sus propios recursos de ayudarnos a discernir los entresijos y motivaciones de cada uno, forzándonos inevitablemente a elegir uno de los dos bandos...

Aun así es posible que alguien mantenga hasta el final la convicción de a quién prefiere como estandarte de la “justicia”, pero desde luego el autor hace su trabajo ayudándonos rápidamente a identificar sendos lados de la balanza, para no obstaculizar el desarrollo de los acontecimientos...

En realidad es mucho mejor así, porque es poniéndonos de lado de uno de los dos protagonistas cuando los imaginativos giros del guión pueden cuajar...

La cuerda floja por la que tendrán que pasearse ambas personalidades llevará a la imaginación argumental a límites escandalosos cuando comprobemos que el potencial mental de cada uno es suficiente para que un descuido fortuito acabe con uno entre rejas o el otro bajo tierra, en su defecto... como si de una partida de ajedrez profesional se tratase el poderoso guión enumerará multitud de inesperados movimientos por parte de cada uno de ellos para acabar con las actividades de su rival...Algunos de tremendo riesgo en sus apuestas, otros con una agudeza de pensamiento inesperada y otros muchos que permitirán rápidas contramedidas ante reacciones que aparentemente no tienen salida posible...

Lo grandioso de encontrarnos con gente capaz de idear algo de tamañas dimensiones es que incluso siendo un poco tocapelotas y esforzándonos en buscar agujeros de guión por algún lado, salvo quizá en los tramos finales de la obra donde podríamos añadir algún defectillo en contadas reacciones de los personajes, el resto posee una solidez de impresionante reflexión previa a cada suceso que se va desarrollando, rozando algunas veces extremos que parecen insalvables y donde conseguir estabilidad razonable parece una empresa imposible si no pudiéramos comprobar lo contrario posteriormente, de primera mano...

El único defecto achacable que se me ocurre viene precisamente de la mano de que Death note juega en un terreno de pocos metros cuadrados...

Que en un argumento como este se llegue a un compendio tan abismal de situaciones es algo meritorio sin duda, pero también es cierto que cuando hemos comprendido los objetivos a conseguir, existen partes donde pueden más las ganas por llegar a una conclusión definitiva, que los imaginativos recursos de guión que se nos siguen sirviendo, con secundarios que influyan en las decisiones o con nuevas sorpresas que desvíen la atención principal a nuevos senderos para ampliar levemente los objetivos preestablecidos...


Adicción:

Apoyándonos en lo anteriormente reseñado y subrayando así que existen momentos puntuales donde el interés por alcanzar una conclusión final se antepone a seguir disfrutando de los visionarios vuelcos de guión que se nos muestran, Death note consigue en todo momento mantener un interés imperecedero por los destinos de sus protagonistas. Ya sea por la poderosa solidez de su argumento o por las marcadas y carismáticas personalidades de sus protagonistas, lo cierto es que el ansia por encontrarse de nuevo con un nuevo capítulo no decaen en ningún momento, consiguiendo así que el flujo de sorprendentes acontecimientos siga refrescando incansablemente nuestro anhelo por descubrir si el final será digno de las expectativas creadas...


Mito:

Consolidada finalmente como un referente obligado por todos aquellos que disfrutan con la inteligencia aplicada a un guión y enmarcando la acción en una lucha despiadada entre dos mentes con una clarividencia fuera de lo humanamente habitual, la batalla sin tregua entre un estudiante con capacidad de asesinar fácilmente a voluntad y un legendario investigador criminal cuyo objetivo es detenerlo, nos llevara a un viaje sin retorno a través de una oleada insospechada de recursos por parte de cada uno por conseguir sus objetivos. Apoyada de cerca por una cuidada parte técnica repleta de fantásticos diseños e inteligentes animaciones que potenciarán emocionalmente multitud de secuencias, Death note se consolida como uno de los nombres más representativos del entretenimiento y la inteligencia argumental del panorama Anime de los últimos tiempos. Nadie debería dejarla pasar de largo...


Lo mejor:

Guión sólido, sorprendente y potencialmente sin puntos flacos

Elegantes diseños arropados en multitud de ocasiones con efectistas animaciones.

Personajes repletos de carisma.


Lo peor:

Ocasionalmente puede más el interés por comprobar la conclusión de la obra, que lo que acontece en algún momento concreto.


Metalchuan
02/07/2007 20:08 elrincondelmito #. ANIME

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: L

Si seño,Gran serie!!yo he disfrutado como un enano viendola.
El unico"pero" que le pondria es algunos capitulos de relleno;pero de eso no se libra ninguna serie.
saludos!!

Fecha: 13/07/2007 14:01.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris