Facebook Twitter Google +1     Admin

Especial:NARUTO 4ª Temp (capítulos 136-220) 3 (MUY MALA)

20080317032615-naru4.jpeg"Un descenso hasta unos extremos de calidad bochornosos hacen trastocar los límites cotidianos de puntuación en “El rincón del mito” justificando, esta vez en versión negativa, la necesidad real de este especial Naruto. Los grandes son los que mas ruido hacen cuando caen..."


"Crónica de una chapuza anunciada"

by Metalchuan

Supongo que a estas alturas los asiduos a esta nuestra página se habrán percatado de que de la misma forma que conseguir llegar al súmmum de la excelencia en las puntuaciones que otorgo resulta extremadamente complicado, también lo es tocar el fondo del abismo de la cutrez, ¿cual es la razón de este punto?

Pues sencillamente: las puntuaciones muy bajas son difíciles de ver porque un servidor trata de ser consecuente en la medida de lo posible y puntúa únicamente cuando ha logrado concluir la serie en cuestión (al menos de momento, no prometo nada...) para ser todo lo justo con ella que mi criterio y conciencia consiguen permitirme...

Con esto quiero decir que algo que sustente una nota tan absolutamente desastrosa en su titulo, como la que ocupa la cabecera del articulo que estáis leyendo , en otro nombre que no rezase “Naruto”, seria algo inusual, porque un 3 implica tal cantidad de errores, de bazofia comprimida y de tedio que seria casi imposible el que llegase a interesarme por su visionado... mucho menos llegar a concluirla para hacerle un análisis... Una serie no es una película de 2 horas en las que te puedes permitir el lujo de equivocarte... te da margen de error para no concluirla por completo y sentirte un gilipollas integral por haber perdido excesivo tiempo vital en ella...

Naruto pues, ha caído victima de una hoja de doble filo: su impresionante currículo ha hecho posible que aguante estoicamente hasta la conclusión de esta temporada brutal que ha supuesto la friolera de 84 episodios de emisión interrumpida de un relleno absolutamente ridículo, que aparta el guión original del autor para defenestrar a sus mimados personajes en un torrente implacable de despropósitos... una aberración justificada, supuestamente, en pos de no empañar las ventas del manga del mismo nombre evitando así, relatar eventos clave en pantalla antes de hacerlo en papel, pero que habiendo podido crear acontecimientos paralelos en los que perder el tiempo con un mínimo de buen gusto, no guarda finalmente un ínfimo respeto a la calidad habitual de la franquicia en casi un centenar de capítulos de emisión... se dice pronto...

Doble filo pues: por llamarse Naruto ha conseguido un análisis...por no ser Naruto ha conseguido un 3... sin concesiones...


Dibujos:

Es posible que el mejor aliado de este apartado no sea otro que haber visto como paulatinamente el nivel de buen gusto en cada diseño o el magnifico detallismo de la época dorada de la serie, había ido descendiendo hasta hacernos olvidar casi por completo el porque Naruto se convirtió rápidamente en un referente a la hora de definir el arte en imágenes. Unos escasos episodios flojos en la segunda temporada y un porcentaje casi completo de ellos en la tercera casi hacían ver como una burla de mal gusto cada vez que se atrevían a crear un flash back que implicase un recuerdo de la época “Zabuza” en capítulos de relleno... el desagradable impacto de ver un choque verbal entre Haku y Naruto y que al acabar el recuerdo veamos a nuestro protagonista con 4 trazos mal definidos , papada , orejas de soplillo y completamente plano como coloreado por un crío de primaria intentado no salirse de los limites del boceto resulta tan escalofriante que casi obliga a apartar la mirada.

El dibujo de mayor nivel que contemplemos durante esta temporada no pasará por ser mas que uno decente de una serie de intervalo puntuación 5-6, pudiendo hacernos una idea de que ocurrirá cuando los planos de una escena concreta no requieran de demasiados “lujos”. Grotescos intentos de crear rostros que recuerden vagamente a los protagonistas, gestos acartonados y sin expresividad o dibujantes que son incapaces de evitar crear clones mostrándonos al repertorio de secundarios absolutamente idénticos únicamente diferenciados por variaciones en la ropa o largura y color de cabello...

Terribles ya que hablamos de ellos, nuevos aliados o enemigos, una falta de originalidad patética la que se encarga de infundirles personalidad. Todos ellos destinados a caer en el olvido más absoluto una vez que logremos concluir este intervalo infernal de episodios y los que permanecerán en el recuerdo lo harán precisamente por salirse de lo habitual de forma grotesca; como ejemplo personal en mi caso, los dos malvados gemelos con un retraso mental evidente, cuyo diseño consiste en una cara plana, dos puntos negros en forma de ojos y una dentadura sonriente digna de haber sido plasmada por Francisco Ibáñez (con todos mis respetos hacia él) en boca de el botones Sacarino... aún tengo pesadillas con ellos...lamentable se queda corto...
Es imperioso guardar pues, en el fondo del armario nuestra colección anterior de eventos Naruto si precisamos concluir esta abominación en forma de seudo producto...advertidos estáis...


Animación:

Objetivamente es posible que aquí muchos no adviertan un cambio alarmante. El motivo seguramente tenga que ver en parte a que se trata de un periodo de episodios notablemente extenso , que no sigue un parámetro de calidad estable en ningún campo y que ya en la tercera temporada andaba bastante descuidado aunque sin llegar a perder las formas por completo, por tanto, que durante una secuencia la animación cumpla como es debido es probable que nos lleve a admirar el momento puntual mas que a escandalizarnos cuando no lo haga por comprobar que no desentona demasiado dentro de un conjunto estético tan lamentable como el que lo envuelve.... De cualquier manera será imposible librarse: los caretos inmóviles con boca inexpresivas abriendo y cerrando indiscriminadamente y los movimientos entrecortados y antinaturales de los personajes al desplazarse serán una molesta constante a lo largo de esta temporada, que terminarán por infundir un halo de cutrez suficiente para ornamentar definitivamente una caricatura burlona de la brillantez que esgrimió la serie en sus inicios.

Olvidaros ya de los inteligente recursos de cámara, de la contundencia de los golpes bien encauzados o del espectáculo de las magnificas técnicas ninja en forma de espectaculares invocaciones. Recursos fatuos que saldrán del paso a trompicones tomarán en relevo mostrándonos unos combates vergonzosos y sin pizca alguna de emoción junto a planos de coreografías descuidadas hasta el límite de lo tolerable por el fan más conformista, hacen perder por completo el interés por la acción sumando a esto que resulta tremendamente escasa, aunque con referencias de este calibre casi es hasta preferible...


Música:

Variaciones únicamente a modo de nuevos Openings y Endings que se suman a los numerosos anteriores. En este caso en concreto se antojan incluso excesivos en número dando la impresión involuntaria de que no pretenden mantener ninguno durante mucho tiempo por el poco trabajo que se intuye en alguno puntual... Sin embargo es curioso que determinados trabajos merecen realmente la pena y poseen secuencias graficas y de animación de mucha calidad en contrapunto a lo que ofrece la serie tras ellos. El resto vuelve a ponernos frente a las ya machacadas hasta saciedad melodías habituales de la serie que casi dan mal rollo verlas aparecer al ser implantadas en un marco tan espantoso como el actual, cuando nos traen reminiscencias de recuerdos de un pasado mejor...


Argumento:

El pecado cometido por los responsables de llevar a Naruto a su versión en pantalla no es para nada incomprensible, suponiendo efectivamente que su intención sea la de no adelantarse a lo relatado por el manga de nuestro amigo Kishimoto para no chafar las sorpresas – y ventas- antes en animación que en paginas blanquinegras. El meter episodios de relleno con calzador para perder el tiempo es un recurso aceptable. De hecho no es ni por asomo una novedad. La más grande con Goku y compañía ya sufrió en sus carnes los efectos de esta pequeña maldición en su montaje final en forma de alargamientos en los combates, excesivos en ocasiones y sucesos paralelos que no podíamos encontrar en las páginas de la versión oficial del autor...

¿Cual es la diferencia? Pues en primer lugar que alargar los combates esta de más pero al fin y al cabo no se pierde en ningún momento el rumbo de la acción. Se pegan durante mas tiempo, de acuerdo, pero no nos cuentan milongas ridículas insultando nuestra inteligencia con miles de flash back inútiles o con chorradas sin interés; y cuando relataban rellenos inventados sobre la marcha, la calidad de la serie no disminuía en absoluto, en ocasiones incluso llegaba a mejorarla y resultaban cuanto menos relatos curiosos que no duraban más de 3 episodios consecutivos antes de proseguir con el hilo principal

Incluso ahora en la actualidad ocurre algo similar con Bleach. Otra serie que se ha atrevido a incluir un relleno de grandes proporciones y ha logrado, con un poco de imaginación en el guión y sobre todo no descuidando de forma drástica su parte técnica que el producto final pase desapercibido como “no oficial”, porque no llega a cuotas de quitarse el sombrero, pero cumple con un balance de calidad más que aceptable, no ridiculizando la serie en cuestión ni defraudando a sus miles de fans. Consigue su objetivo: gana tiempo para que su creador adelante trabajo con el manga y logra que la serie se mantenga a flote hasta que pueda permitirse el lujo de continuar con los relatos principales... Un gran trabajo sin duda.

Se puede hacer bien, eso esta claro, es por esto que tras la excusa “oficial” de los responsables de Naruto se esconden obviamente mayores intereses que los de perder el tiempo.84 Capítulos son demasiados para poder justificarlos antes de retomar lo interesante de un nudo argumental. No hay intención de volver a lo trepidante de los orígenes, ninguna gana de ir al grano y ofrecernos un buen espectáculo. La intención es bajar los márgenes de calidad hasta limites descarnados, no esforzarse ni lo más mínimo en crear historias con gancho que nos alientes a verlas, ni un resquicio de cuidado con evitar crear un estercolero autentico como escenario para Naruto y sus colegas tras su caída desde lo alto del trono de los elegidos... Total, seguro que el 90% lo siguen viendo ¿para que molestarse? Mientras tanto ganamos pasta con el manga, ganamos pasta con el anime y ¡todos contentos! ¿no?...

De acuerdo...pero : ¿con que coste?

Pues nada menos que convertir la idea preconcebida que teníamos sobre Naruto en algo que repele con solo mencionar el nombre. Ha conseguido por meritos propios y bajo el yugo de una férrea insistencia que olvidemos la época que la hizo grande y las vibrantes sensaciones que provocaba ver aparecer en pantalla al elenco de personajes dispuestos a brindarnos enormes batallas, sorpresas insospechadas y argumentos serios, bien trabajados y consistentes, repletos de conversaciones relevantes sobre la vida y vivencias de cada protagonista y las pintorescas tierras en las que habitan...

Naruto a partir de ahora es imagen involuntaria para cualquiera de ridículos nuevos personajes sin personalidad, de batallas aburridas y pésimamente ejecutadas, de paridas en forma de misiones en un principio con aires de contarnos algo destacable que terminan riéndose en nuestra cara por llegar siquiera a mantener un hálito de esperanza puesto en ellas. Los protagonistas nos saturan con su apático sistema de lucha y sus gastadas técnicas una y mil veces vistas y sus frases cliché en millones de ocasiones citadas que perdieron su efecto hace ya demasiado tiempo. El panorama es desolador. Resulta tan agotador que es inevitable abandonar definitivamente toda esperanza de ver resurgir en algún momento a la gente ninja que estuvo destinada a hacer historia durante más tiempo del que les permitieron, para desgracia de todos, no lo dudéis...


Adicción:

Confio en que habrá quedado suficientemente insinuado que únicamente los fans sin ninguna opción más inmediata a la que echarle el guante y con un estomago a prueba de nauseas serán capaces de resistir el visionado completo de este intervalo infernal, mientras luchan por olvidar los brillantes recuerdos de la malograda obra maestra de la animación. Solo la esperanza vacía de tiempos mejores puede ayudar a alimentar el mantener el interés, pero más de 80 Episodios son una burrada y creedme que tras solo 5 de ellos sin pausas de por medio el mal cuerpo que se te queda te hace plantearte si merece la pena pasar por semejante trance...


Mito:

Si hace un tiempo me mantenía escéptico, tras tanto tiempo sin ver una serie que se asomase a intentar tomar el relevo moderno de Dragon ball, de que pudiera llegar de sopetón algo tan absolutamente arrollador como el trabajo de Masashi kishimoto y dejar a su paso una huella de semejante impacto en el universo anime, menos aún pudiera llegar a imaginar que la pasta generada y la ambición empresarial de aprovechar el rentable fenómeno fan que había suscitado conducirían a Naruto a un camino de prostitución artístico tan escandaloso...

La etapa a la que nos enfrentamos es algo espantoso. Un conjunto sonrojante de estupideces que resultan finalmente en un puro insulto hacia los fans que arroparon en el pasado las maravillas narrativas de la serie con mayor proyección futura de la presente generación.

Naruto y los fans han recibido un bofetón que no se merecían, un varapalo que ha dinamitado todos los cimientos en los que sustentar los posteriores relatos y tras el cual, aún con Naruto levantando la cabeza metafóricamente en la imagen que acompaña este texto, jamás llegará a recuperarse por completo...

No somos nada que diría aquel...sin duda, pero Naruto podía haberlo sido perfectamente...


Lo mejor:

Algún opening y ending bastante decentes

Que tarda... pero se termina


Lo peor:

Estrepitosa descenso de calidad general: dibujos, animación, nuevos diseños, personajes...

Argumentos infantiloides y francamente ridículos

Música demasiado trillada a estas alturas

Aburrida como pocas

Consigue hacernos coger manía a muchos personajes

Verla completa es un suplicio difícilmente soportable...


Metalchuan
17/03/2008 03:26 elrincondelmito #. ANIME

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Pijudero Uchiha

simplemente no lei los comentarios que aparecen en esta reseña pero si alguien hace una critica mala acerca de naruto es porke su piel es muy oscura o simplemente tiene deficiencias mentales o son personas con 49 cromosomas. gracias totales

Fecha: 25/05/2009 02:23.


Autor: Metaltxuan

¡Ostia! No sabia que desde un VTech Nitro Vision se podía postear en mi página...

Fecha: 25/05/2009 14:11.


gravatar.comAutor: antuane

simple mente a los q no le guste naruto ablen mal porq yo soy fan de naruto y para los q no sepan q naruto nos en seña un falor la superasion de nunca rendirce

Fecha: 16/01/2010 05:48.


Autor: Metaltxuan

Menos mal que para ver naruto no hace falta saber escribir...

Fecha: 17/01/2010 23:47.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris