Facebook Twitter Google +1     Admin

Especial: NARUTO (Prólogo)

20070616175317-naruchiki1.jpg"Hablar a estas alturas de Naruto puede pecar de tardío. Es posible que quienes no lo conozcan puedan vivir perfectamente en su patética ignorancia sin despeinarse y aquellos que saben de que va el cotarro probablemente pasen olímpicamente de gastar su tiempo en un articulo como este porque estén ya saturados de bandanas ninja y pesados frikis que no paran de chillar cual hormonadas fans de Take that al ver un atisbo de la obra de nuestro amigo kishimoto..."

by Metalchuan

He de confesar que con esta ya son 4 las veces que he tratado de publicar algo que rezaba “Naruto" en el título sin éxito. Soy un artista, señores. Intentar repetir una obra maestra es una empresa destinada al fracaso más bochornoso, soy consciente de ello. Por eso juré la ultima vez, cuando me peto el disco duro y se me fueron al carajo 5 artículos cuyo mayor honor era verse publicados en “El Rincón Del Mito”, que pasaría definitivamente del tema y escribiría sobre cosas nuevas...Naruto fue pués descartado.

Entonces ¿porque este empeño en retomar lo perdido?. ¿Porque forzar a cambiar un habito tan “de mi” como la pereza, y retar a Murphy con un nuevo intento de hablar del único grupo de ninjas conocido que no se tapan la cara?

La respuesta es simple, señores: Naruto es especial. Especial por lo que supuso.Por los momentos que nos hizo vivir con su abrumadora calidad y el chasco brutal cuando descendió hasta los infiernos mas aberrantes de la curtez y el tedio más escandaloso...

Todos fuimos testigos del resurgimiento del anime en su faceta mas carismática cuando dábamos por hecho que no se nos podía sorprender de nuevo, a la vez que confirmamos la máxima de que los grandes también pueden caer, haciendo más ruido que nadie...

Naruto murió antes de concluir, es verdad. De la mano de quienes hacen del dinero su forma de vida incluso por encima de las protestas de sus fans, fue explotada, reinventada y ridiculizada con guiones de tipos sin recursos, patéticos dibujos, grotescas animaciones y “sorpresas” verdaderamente lamentables...

Olvidada finalmente por quienes no toleramos la falta de profesionalidad, sus responsables nos sorprenden ahora con una vuelta a sus orígenes, con un intento loable de volver a conquistarnos con su verdadero espíritu y hacer las cosas bien después de dos años de tomarnos el pelo. Es por esto que El Rincón Del Mito magnánimo, aprovecha este acontecimiento y abre sus puertas de nuevo para una serie antológica aún antes de su completa finalización, con un especial que recorre desde sus sublimes comienzos, pasando por su irregular desarrollo y terminando en las nuevas etapas donde las sorpresa de si cumplirán con los objetivos de calidad pactados, es aún una incógnita...

El hecho de descomponer por etapas su desarrollo y puntuar individualmente cada una de ellas supone la principal novedad en este “especial” y pese a evidentemente no pasar por un análisis cotidiano, ya que no engloba el producto en su globalidad, con todas las virtudes y defectos de la obra sopesados juntos, se presta a ser justos en una mayor medida con una serie que posee unos altibajos de calidad en su desarrollo como pocas veces se han visto. Rebajar pues, el escandaloso mérito de los espléndidos primeros acontecimientos por lo nefasto del relleno ridículo que implantaron después, sería profundamente injusto... por lo que este hecho solo se producirá en contadas ocasiones...una de las cuales muy probablemente se repetirá en el futuro con la magnifica Bleach... al tiempo...

Nada mejor para celebrar un año de vida de esta página que hacerle un hueco honorífico a una de las más grandes...

Bienvenido a tu trono en El Rincón Del Mito, Naruto. Ponte cómodo... ustedes, vean...

Metalchuan



16/06/2007 17:53 elrincondelmito #. ANIME

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris