Facebook Twitter Google +1     Admin

Especial: NARUTO 2ª Temp (capítulos 20-80) 9,6 (EXCELENTE)

20070616181824-naruchiki1.jpg"El mundo de Naruto se expande y con él continua forjándose su particular leyenda, de la mano de un torrente de incuestionable calidad: montones de nuevos personajes en pantalla, multitud de nuevos escenarios y aventuras, nuevos peligros y sorpresas junto a enormes enfrentamientos que afianzan definitivamente su puesto en lo más alto del ranking... Arrodillémonos nenas..."

Welcome back ...boss

by Metalchuan

En aquel momento, después de vibrar con la descomunal carga de sensaciones que me provoco la primera “etapa” de Naruto, quedé extenuado cerebralmente y reconozco que la reacción fue mezclar rápidamente dos extremos mentales antes de encarar esta nueva remesa de capítulos. Por un lado ilusión y alegría porque aquello había cuajado. Naruto se había ganado a pulso el derecho de seguir contando cosas y parecía que tenia el apoyo de la industria para, en principio, no frenar en una buena temporada... pero juro que a su vez una pereza enorme hizo aparición al tratar de figurarme que demonios podían imaginar ahora para mantener el ritmo, después de que el listón rozaba ya límites tan escandalosos...

Lo que no sabia era que el ingenio del autor apenas estaba calentando motores, que el propio mundo de Konoha y sus alrededores escondían una vasta cantidad de peculiares individuos con ganas de chupar cámara, y que las verdaderas situaciones límite, las amenazas de la gente con mala gaita y el particular Nemesis con mayúsculas de toda serie que se precie, estaban aún guardadas en la recamara...

Lidiar con la sombra de calidad de su etapa predecesora no ha sido un lastre demasiado duro. Naruto se tira de músculo y pese a decaer sensiblemente en los últimos coletazos de la aventura, nos volverá a convulsionar con su maestría narrativa, su acción sin tregua y por encima de todo, amplificando ocasionalmente los puntos fuertes de los que hacia gala orgulloso en el primer análisis... ¿imposible?

Imposible is nothing

Dibujos:

La potencia gráfica de Naruto evidentemente, ya habia hecho su carta de presentación al mundo. Mientras que en otros títulos la pasta se invierte en dejar deslumbrado al personal con un primer capitulo impecable, Naruto había tirado de tarjeta conformando toda una primera etapa sin altibajos de mención. Algo alucinante por otro lado, pero necesario si pretendía arañar el virtualmente imposible límite del análisis de El Rincón Del Mito.

Ahora llega momento de hacer balance y relajar el nervio, desgraciadamente. Y digo desgraciadamente porque es difícil pasar por alto que el grupo de grafistas ha requerido ampliar su plantilla de forma evidente eso da el cante, a la vez que posee un doble filo peligroso.

Porque si bien la tónica general sigue siendo fantástica y es incuestionable que continua luciendo un nivel enormemente artístico, también es justo reseñar que los contrastes entre episodios cuando se deja el relevo a un equipo distinto, son esta vez más evidentes que nunca. Tanto es así que cuando ví el primero capitulo con calidad “para ahorrar pasta” mi frente se arrugo peligrosamente.

Es un hecho. Igual que el omnipresente y todo poderoso Dragon ball tuvo que padecer en su versión animada por necesidad de contar una epopeya de tales dimensiones, en esta etapa encontraremos algún episodio de calidad gráfica bastante lamentable, con personajes dibujados sin demasiado mimo e iluminación y efectos especiales que manchan en buen nombre de la franquicia. Evidentemente la falta de dinero invertida salpica también a los demás campos y horrorizados nos obligamos a encarar desde ya el hecho de que en un futuro habrá que lidiar ocasionalmente con este recurso si pretendemos seguir con las aventuras de nuestros colegas ninja.

¿Como explicar entonces la abismal nota del conjunto?

Se suele decir coloquialmente que un clavo tapa a otro, y es verdad que donde más se va a notar esta máxima es en el siguiente campo –animación- del análisis, pero los dibujos no se quedan atrás y reciben su ración de calidad amplificada de la mano de una serie de episodios donde un selecto grupo de dibujantes, pese a diferenciarse notablemente entre ellos, aportan su particular visión de los personajes dotándolos de una variedad estética sorprendente.

Los nuevos diseños, algunos más elegantes, otros más caricaturescos, otros más serios y agresivos y de nuevo los habituales donde reconoceremos a los artífices de la primera etapa, harán su aparición aleatóriamente conformando un nivel en la totalidad de la etapa que sepulta por completo las chapucillas anteriormente señaladas.

Por otra parte, la cantidad de personajes nuevos que contemplaremos en pantalla son todo un portento de inenarrable imaginación por parte del autor y casi da miedo comprobar que un solo tipo pueda hacerse cargo de un numero tan bestial de ropas, accesorios, técnicas de combate propias, peinados variopintos, rostros diferenciados e inagotables personalidades para hacer del mundo de Naruto algo virtualmente eterno en cuanto a capacidad creativa, sin excluir los geniales escenarios donde se desarrollarán los acontecimientos, ahora mucho más definidos y con mayor variedad: Frondosos bosques, originales campos de batalla con curiosos decorados “made in Konoha”, o estructuras artificiales de sinuosos fondos donde se desarrollaran los combates más estelares. Naruto pelea duramente en la balanza entre relación calidad –precio y sale ganando una vez más con un merecido notable alto en este apartado.


Animación

Las fluctuaciones en materia técnica, como comentaba antes, afectan exponencialmente a este como a ningún otro apartado. La animación ha sufrido variaciones interesantes.

No pudiendo evitar señalar que durante los susodichos capítulos “baratos” los grotescos diseños se moverán a trompicones y las técnicas ninja parecerán poco menos que garabatos evolucionando torpemente, en el reverso de la moneda, las nueva incorporaciones al equipo técnico crearán episodios con autenticas maravillas visuales, esta vez, sí dignas de hacer evolucionar a la serie con algo distinto.

De hecho es evidente cuando hacen su aparición porque todo parece cobrar una extraña vitalidad repentinamente. Durante exactamente –sobre todo- dos secuencias emblemáticas que tendremos la oportunidad de degustar detenidamente, todo lo que ocurrirá se mostrara en pantalla sin cortes, sin tapujos y sin en recurso preferido de Naruto de simular acciones o cambiar de plano estratégicamente.

Los ataques esquivas y contraataques de los contendientes serán recorridos explícitamente a través de planos que nos permitirán disfrutar de primera mano y con detalle, de una electrizante carga de veloces progresos regalando la guinda a alguno de los mejores momentos que se recuerdan de la serie.

Y es que todo gesto durante estos periodos de esplendor puntuales será una gozada de contemplar, pero cuando hagan su aparición las brutales invocaciones de algún personaje “gordo” la espectacularidad destructiva alcanzará tales cotas de inusitadas contundencia grafica que nos pondrán los pelos de punta con su imponente presencia .


Música:

Rizando el rizo a lo que parecía inmejorable, se han incluido junto a los emblemáticos temas anteriores, multitud de nuevas piezas realmente espléndidas.

Siguiendo los tópicos fácilmente reconocibles y ayudando a engrosar recambios dentro de las secuencias ya marcadas, ahora podremos disfrutar de melodías distintas para situaciones ya conocidas y que serán estratégicamente seleccionadas en cada momento. Sonidos excelentes y atestados de matices que evocan una vez más una buena dosis de humor, tensión y drama y que aún sonando efectivamente como nuevos, se reconocen fácilmente como arreglos con la personalidad pura característica habitual y no como meros añadidos que pudieran romper la armonía sonora habitual de la serie.

Como no podía ser de otra manera esto afectara al Opening y al Ending que se sustituirán por otros. Concretamente con el primero hay que hacer un paréntesis ya se trata por meritos propios de la melodía mas reconocida del título hasta el momento y subraya categóricamente a la sublime banda sonora de la Naruto como algo a atesorar independientemente de su mera relación con la serie.


Argumento:

Ahora comienzo lo bueno. Naruto tenia mucho por contar y debía hacerlo de la forma que le había hecho famoso. Sin decepcionar a nadie, con su particular imaginación y sorpresas continuas o como lo define perfectamente su autor con el apodo del protagonista

El ninja nº 1 en sorpender a la gente...

Preparar la mente para la aventura con mayúsculas, en serio...

Desde la supervivencia en un bosque maldito pasando por inagotables encontronazos con multitud de personajes en plan torneo Dragon ball, un examen escrito absolutamente peculiar, repleto de trampas y terminando en un conflicto final con consecuencias verdaderamente trascendentes para los posteriores acontecimientos,
Naruto nos invita a contemplar embobados como en cada momento puede lucir su arte sin despeinarse: en cada combate vibraremos con su vertiginosa acción, en cada situación limite lo pasaremos mal de verdad, en cada inteligente estrategia de ataque estaremos en vilo por ver que demonios se les ocurre inventar y cuando haya que emocionarse, de nuevo, cumplirá hasta limites de congoja que parecían vetados hasta el momento a personajes animados.

Pongo por delante que los coletazos finales de esta etapa, se resuelven un tanto fuera de tono. Quizá debido a la expectación que se va creando a lo largo del conflicto personalmente encuentro que en acabado es algo descafeinado en relación a la altísima calidad que demuestran el resto de capítulos. Pero casi es un insulto reseñar algo como esto cuando la cantidad y calidad del resto es tan descomunal, en serio...

Y es que amigos, existen muchos momentos a reseñar en este intervalo de capítulos que conforma la segunda etapa. Episodios enteros donde acabas llevándote las manos a la cabeza al ver que te sorprenden una y otra vez sin dar tiempo a asimilar la anterior carga de imaginación durante un enfrenamiento, donde las cosas se pone tan feas que no consigues vislumbrar como van a salvar el pellejo. Existen momentos realmente carismáticos donde la personalidad de los nuevos personajes creará tópicos intransferibles a partir de ese mismo momento cada vez que la recordemos y las tramas secretas que anteriormente habían sido obviadas en la acción comenzaran a desarrollarse plenamente poniendo de fondo a la acción conspiraciones y planes ocultos que pretenderán derrocar poderes dentro del marco argumental de la serie.

Aprovechad pues, porque entre todos esos momentos podréis disfrutar de una joya épica escondida. Oculta cual shinobi se encuentra sin duda el mejor combate de la serie y a su vez uno de los mejores enfrentamientos de la historia del anime. Un duelo extenso, brutal y salvaje entre dos personajes absolutamente opuestos que justifica los prestamos que toma de otros títulos ya míticos para conformar una pequeña obra maestra surgida sin previo aviso. Y no solo será recordada por su impecable animación, ni por su vertiginosos ritmo, si no porque la inteligente inclusión de partes que narran los emotivos pormenores de uno de los contendientes durante el conflicto, ayudarán a convertir finalmente el sublime duelo es un dramático compendio de situaciones que nos fuerzan hasta unos limites de tensión e incertidumbre absolutamente imposibles de describir con palabras y que una vez concluido permanecerá durante mucho tiempo como un imperecedero recuerdo en la memoria... Avisados quedáis.


Adicción:

Sin mucho más que añadir a lo descrito en la anterior etapa. Los nuevos retos, los nuevos personajes surgidos y sus particulares personalidades e historias, las nuevas tramas de conspiración, su variedad de escenarios y situaciones novedosas, ayudarán aún más a mantenernos pegados al asiento, irremediablemente, hasta agotar la etapa por completo, garantizado.


Mito:


Difícil a priori y casi hasta se antojaba innecesario después del esfuerzo invertido en la primera etapa. El cómo se desarrollaría una trama que pudiera llevar con orgullo las aventuras de Naruto hacia su nueva etapa era toda una incógnita. La responsabilidad era mucha y las posibilidades que se bajase la guardia para hacer algo con poca miga argumentando que la fama ya había sido sembrada, eran una latente amenaza.

Pero los grandes se forjan a base de multitud de momentos grandiosos y Naruto solo había comenzado con el prologo de su historia. La trama adquiere su carácter adulto y se expande. Montones de personajes nuevos hacen su aparición y –casi- todos tienen su momento de gloria que les permitirá formar parte digna de la historia a partir de entonces, los escenarios refrescan la acción con su variedad y la cantidad y calidad de los enfrenamientos adquieren ya carácter suficiente para justificar acaparar toda la atención. La serie continua con un nivel apabullante técnicamente, cojeando en contadas ocasiones que compensa con añadidos de lujo en forma de nuevas formas gráficas con las que plasmar la acción. Momentos con avances sorprendentes en la animación , nuevas piezas musicales de gran calidad y todo ello con su particular capacidad intacta de trasmitir sensaciones, conforman momentos a recordar que rivalizan con los que creíamos que iban a ser imposible que pudieran ser desbancados de su trono

Quienes disfrutasteis con los comienzos de Naruto no podréis más que reverenciar a los responsables de esta segunda etapa. Atesorad cada genialidad que vayais viendo, el tiempo de hablar paulatinamente mal de la serie se acerca...


Lo mejor:

Notables mejoras a nivel general

Los nuevos añadidos en la banda sonora

Combates más dinámicos y explícitos

Trama mucho más desarrollada

Multitud de nuevo personajes


Lo peor:

Comienzan a verse capítulos con menor presupuesto

Coletazos finales algo flojos en comparación al resto

El bochornoso momento puntual donde dos luchadores pasan varios capítulos repitiendo escenas idénticas sin hacer avanzar la acción.


Metalchuan
16/06/2007 18:18 elrincondelmito #. ANIME

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris