Facebook Twitter Google +1     Admin

Especial: NARUTO 3ª Temp (capítulos 81-135) 7 (BUENA)

20070715055426-naru3.jpg"Consolidada a estas alturas como una máquina de crear fanatismo imparable, los responsables de Naruto aprovechan la inercia conseguida para bajar el listón de calidad general. Naruto se desinfla, aún sin llegar a extremos escandalosos- continua siendo un buen producto- pero abandona sus aires de grandeza y comienza a apuntar maneras para lo que vendrá después haciéndonos el descenso a los infiernos mas fácil, de forma escalonada, para que duela un poquito menos..."


"SE ACERCAN TIEMPOS OSCUROS..."

by Metalchuan

Cuando era pequeño y fanático de alguna gran serie de animación tenia siempre un miedo oculto en el que no me atrevía a reparar por temor a que se hiciese realidad como consecuencia directa de mi hereje e imparable torrente de pensamientos...

Sin Internet que valiese lo único que quedaba era la fútil esperanza de que lo poco que se emitía en televisión durase lo máximo posible y que las andanzas de mis héroes se perpetuasen hasta que otros títulos mejores les sustituyesen de forma digna, en el mejor de los casos...

Viví la muerte de Dragon Ball con dignidad. Al fin y al cabo cuando algo dura más de 10 años de emisión real y lo repiten hasta la saciedad desde el principio una y otra vez cortando de raíz la emisión de las últimas temporadas... acabas por preferir que el pobre engendro pase a mejor vida antes de acabar con la paciencia de los fans y con la salud de su creador que había cumplido con su tarea de esclavo como un digno campeón...

Pero Dragon Ball murió porque el autor quiso. Estaba hasta las pelotas del crío con pelos de punta, de los “kamehames” y de la madre que los parió... respetable. ¿Que hizo pués?: Concluirla, y dejar su licencia a otros para que hiciesen con ella lo que quisieran. Dejando claro que podían ultrajarla, moldearla a su antojo y pervertirla con lo que les apeteciese, evidentemente tras pasar por caja y con el firme compromiso de que la responsabilidad y las consecuencias de cagarla no le salpicarían, porque su firma jamás iba a respaldar futuros proyectos...

¡Ole tus cojones, Toriyama! Asi se hace, joder. Por eso Dragon Ball nunca podrá ser odiado en el recuerdo (por gente con criterio, evidentemente), y si llegó a aburrir lo hizo después de un montón de años haciendo de la calidad una premisa inamovible en el curro diario...

Naruto estaba destinada a ser de esa calaña. Lo tenía todo para conseguirlo. Sin rechazar jamás de donde venia su inspiración, parecía que habiendo cogido prestados recursos de otros lugares había consolidado su particular universo como para coronar su nombre junto a lo mejorcito que se recuerda en el panorama de los dibujos con vida.

Era un copión , de acuerdo, pero copiaba de forma sobresaliente y hacia brotar la emoción, el carisma y la tensión en cada secuencia como no se recordaba desde los tiempos dorados de la animación más clásica y había abierto de forma inteligente un enorme abanico de posibilidades argumentales virtualmente infinita, para poder seguir contando lo que le viniese en gana durante cientos de capítulos... Nadie sospechaba que bajo insípidas excusas oficiales, el tapón que custodiaba el depósito de calidad que abastecía a la serie, iba a ser arrancado de cuajo y guardado en un cajón bajo llave, hasta nueva orden...

De forma progresiva todo se agrieta, se seca y envejece dejando entrever bajezas en todos los apartados que muy pronto se convertirán en algo insoportable...Aún así el depósito estaba a rebosar y esta tercera temporada que nos ocupa, pese a revelar un futuro incierto, conserva bastantes virtudes como para no desdeñarla definitivamente.

¿Le damos una oportunidad?


Dibujos:

Nivel más que aceptable en este caso concreto. Los diseños siguen luciendo de forma convincente y con un nivel similar al resto de la obra. Eventualmente deberemos olvidarnos de la maestría incontestable de las primeras temporadas, pero desde luego los personajes son absolutamente reconocibles y en general se conforma un apartado notable que incluso fluctuando en ocasiones con algún recorte en detalles de calidad general, sorprende ocasionalmente potenciando los rostros o mostrando formas o movimientos de gran calidad en algún combate concreto que resultan altamente gratificantes a la vista y que engalanan la acción, al tiempo que evitan que descienda la esperanza de que el tedio y la cutrez perduren excesivamente.

Los diseños de los nuevos personajes parecen seguir el patrón de únicamente otorgar un atractivo proporcional a la repercusión que tendrán en los acontecimientos. Así, algunos se mostrarán absolutamente contundentes como corresponde al interés que han ido suscitando a lo largo de anteriores acontecimientos, convenciendo completamente con su imponente presencia, consiguiendo con su marcada actitud y cuidadas maneras hacerse un hueco rápidamente entre el vasto elenco de personalidades. Surgirán otros bastante dignos y originales, con curiosos métodos de ataque e imaginativas formas, pero inevitablemente también comprobaremos que otros se muestran grotescos y sin carisma, con trazos sencillos y patrones de conducta simplistas, para salir del paso. El problema no es tanto que acaparen mucho tiempo de atención (que lo hacen) si no que suponen el grueso de los últimos capítulos y por tanto, tendremos que soportar el engorro de su presencia más tiempo del que nos gustaría si pretendemos continuar con la trama...


Animación:

MÁs comedida de lo que nos tiene acostumbrados pero, al igual que la parte gráfica sin mostrar alarma palpable de que algo anda mal en la maquinaria destinada a mover la serie. Movimientos la mayoría del tiempo sin deslices y correctos, por encima del límite que solo podría encubrir un buen argumento desviando la atención. Como en anteriores etapas, colocando estratégicamente un buen puñado de efectistas movimientos en algún enfrentamiento que amenaza claramente con revelar bajezas si no se le otorga el mismo trato que en anteriores sucesos, o llamativos efectos especiales que nos llenen los ojos con su contundencia, la animación cumple con creces su cometido controlando con manual en mano, donde invertir el grueso de su potencial.

Encontramos como ya ocurrió en el anterior análisis, un combate final vibrante y animado casi en exceso por un grupo claramente independiente al que veremos durante la mayor parte del tiempo. Trabajo este que salva la papeleta por los pelos, porque esta vez únicamente destaca el exquisito trabajo de animación y los soberbios dibujos representados en contrapunto a un pésimo estudio de estructuración de los acontecimientos mostrados, que sencillamente se limitará a un frenético intercambio de golpes, sin mayores complicaciones ni esfuerzo mental destinado a conseguir impactar emocionalmente como ya iba siendo medalla de presentación de Naruto allá por donde iba...


Música:

Sin arriesgarse con nuevos cambios, el enorme potencial que guardaba la serie se sigue repitiendo hasta la saciedad conscientes del buen resultado obtenido. Melodías grandiosas y ejecutadas con exquisitez cuyo análisis supone simplemente echar un vistazo a anteriores comentarios ya que únicamente presenta variaciones en los Opening y Endings con cuya cantidad de cambios probablemente se haya convertido a Naruto, a estas alturas, en la serie con mayor variedad de la historia.

Lamentablemente cantidad muchas veces no concuerda con calidad y aunque su composición estética sigue siendo atractiva, el estilo musical oscila entre lo sonoramente poco apropiado para una serie de esta categoría(Opening numero 4 y 5), y lo auditivamente catastrófico (El 6 es sencillamente espantoso) que obliga a obviar rápidamente sus efectos avanzando la reproducción hasta el comienzo íntegro del capitulo. Situación esta que en un futuro muy cercano repetiremos irremediablemente hasta la saciedad...


Argumento:

Es en este momento cuando se empieza a ver de forma clara la necesidad real de haber concedido un juicio justo a Naruto con un especial donde separar claramente sus virtudes de sus bajezas...

Resulta especialmente notable que la solidez anterior en este apartado se descompense de tamaña manera, lo que vamos a poder “disfrutar” en esta temporada es un popurrí incomprensible de acontecimientos. Algunos grandiosos, otros patéticos, aburridos o simplemente insoportables. Interesantes algunos y necesarios otros pero sin duda en ningún momento dando lugar a algo sólido donde poder relajarse esperando una línea clara de calidad constante.

Decía al principio del análisis que Naruto continua siendo un buen producto y me reafirmo en este aspecto; podría considerarse este hecho bajo el juicio de que estoy siendo injusto en mi valoración final en detrimento de otras series que puedan lucir en el futuro la palabra “buena” al lado de un intervalo 7/7,9 en esta página. De hecho, si cogemos todo los detalles que voy a relatar ahora y los miramos bajo un prisma exclusivamente exento del carisma que han conseguido sembrar estos personajes, la nota seria sensiblemente inferior...

Pero se trata de una etapa intrínsecamente unida (aún) al argumento real que pretende mostrarnos el autor y por lo tanto, aun teniendo que lidiar con bazofia “añadida” sonsacaremos acontecimientos bastante jugosos en ocasiones y que merecen el pasar por la ardua tarea de clasificarlos correctamente con tal de saborear lo que nos tienen reservados ...

Por poner un ejemplo práctico, como puntos bajos execrables contamos con la aparición en escena de los temidos “capítulos de relleno”. Y no me refiero a esos capítulos de más dentro de algún acontecimiento concreto que sirven para alargar secuencias (que también) si no estupideces en forma de historias cortas absolutamente independientes de la trama y carentes por completo de un mínimo racional de interés que insultan la inteligencia del espectador con sus patochadas.

Paralelamente a esto existen momentos verdaderamente buenos y realmente bien realizados, además de un par de acontecimientos absolutamente reseñables y que ponen las cosas en su sitio. Uno de ellos heredero de una fama cosechada con comentarios y esperanzas en anteriores sucesos cuya aparición permanece en mi particular criterio como uno de los capítulos más impresionantes y completos de toda la serie y el segundo, un hecho que dinamita uno de los grandes pilares arguméntales en los que se sustentaba la serie desde el comienzo, creando la interesante génesis del eje en el cual se sustentarán el guión principal de esta fracción de la serie.

Tras esta rotura del esquema lógico del guión se producirán una serie de enfrentamientos continuos, que pese a no contar en su haber con la maestría brutal a la que nos tenia (¿mal?) acostumbrados la serie, conforman una pequeña epopeya bastante digna y entretenida tras la cual nadie dudaría en prestar su confianza ante una posible remontada futura en la calidad de este apartado...


Adicción:

Mecida a voluntad de las variaciones en la calidad del argumento y respaldada por el cariño que se le tiene tomado a estas alturas a los protagonistas, las flaquezas se superan con dificultad gracias a que las recompensas posteriores del guión son perfectamente dignas. En cualquier caso, la rabia por comprobar en que se esta convirtiendo paulatinamente esta serie, junto al temor ante la palpable realidad de que ya no podemos “fiarnos” de Naruto, supone un grave handicap en algún momento especialmente tedioso que puede obligarnos a dejar de lado algún capitulo concreto sin despeinarnos haciendo bajar así enteros a la fama de la franquicia...


Mito:

Tarjeta de presentación de un catastrofista futuro. La tercera etapa de Naruto, deja con su sabor agridulce resquicios sospechosos de lo que puede irse repitiendo de aquí en adelante. Su empeño en alargar secuencias de forma evidente, la inclusión de los odiosos capítulos de relleno o la perdida palpable de interés e imaginación en una proporción notable empleada en relatar los acontecimientos, la hace caer del cielo destinados a los grandes, hasta niveles mucho más terrenales. Respaldado por una correcta factura técnica, una serie de hechos imprescindibles para hacer avanzar la trama conseguidos con buena factura, una fracción argumental sorprendente y una parte final modesta pero bien llevada con una serie de enfrentamientos más que convincentes, tenemos en este intervalo de capítulos una buena ración de detalles interesantes con los que alimentar el universo Naruto, mezclados con otros perfectamente prescindibles... En cualquier caso y en general resulta altamente recomendable para cualquier fan que haya disfrutado de anteriores etapas...


Lo mejor:

El comienzo de la etapa es espectacular

Combates entretenidos y en general bien llevados

La parte técnica sigue luciendo un gran nivel

Inflexión en el guión que genera un interesante cambio de rumbo en los acontecimientos

Aún es un producto digno, que merece la pena visionar


Lo peor:

Aparición de los capítulos de relleno

se alargan secuencias de forma gratuita

Algún diseño nuevo resulta francamente ridículo

Los Openings y Endings añadidos son bastante flojos

Terminar de ver algún capitulo concreto puede afectar a la salud mental...


Metalchuan
15/07/2007 05:54 elrincondelmito #. ANIME

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris